¿Hasta donde llegarías por algo que realmente queres?

Tener un iPhone en muchos países es símbolo de estatus y elegancia, por ello muchas personas han sido capaces de hacer verdaderas locuras como cuando un hombre de China adquirió 99 iPhone 6, con los que dibujó una figura en forma de corazón sobre el suelo para proponerle matrimonio a su novia, y ella dijo que no.

Estos son algunos de los casos más insólitos por obtener un smartphone de Apple que han sido reportados por los medios de todo el mundo en los últimos años:

1. Una niña a cambio de un iPhone

Este caso es el más reciente y fue registrado por el medio Xiamen Daily el pasado 8 de marzo. Una pareja de adolescentes decidió vender a su hija recién nacida en la plataforma de mensajería QQ  un sistema que solo funciona en este país. De acuerdo con el reporte, una persona se mostró dispuesta a pagar 3.500 dólares.

Los padres fueron arrestados por la Policía. El padre deberá pagar tres años de cárcel y la madre, dos. La joven se mostró asombrada por la reacción de las fuerzas de seguridad. “Fui adoptada, y en mi pueblo mucha gente entrega a sus hijos a otras personas. No sabía que esto era ilegal”, argumentó.

El comprador de la niña tampoco sabía que el acto en cuestión era ilegal. Se entregó a las autoridades apenas supo que los padres habían sido arrestados. El portal Techinasia.com asegura que un juez dio la custodia de la niña al comprador.

2. El niño que vendió un riñón a cambio de un iPhone

En abril de 2012, se reportó que un adolescente vendió uno de sus riñones para comprar un iPhone y también un iPad. El estudiante concertó la venta de su órgano a través de una sala de chat. Recibió el equivalente a 3.500 dólares.

El joven viajó hasta Chenzhou donde un cirujano le removió el riñón. En noviembre de ese año, las personas implicadas en el procedimiento fueron procesadas y encarceladas. El joven sufrió deficiencia renal después de la operación.

3. Un iPhone a cambio de la mano de una hermana

El 16 de septiembre de 2014, el diario ‘Al Anba’ (de Kuwait) reportó que un hombre de Arabia Saudita pidió un iPhone 6 a cambio de la mano de su hermana. El novio debió pagar con este artículo electrónico una vez fue lanzado al mercado. La boda no se pudo llevar a cabo hasta que se saldó la deuda.

Pagar con artículos a cambio de obtener la mano de una mujer es común en Arabia Saudita. Algunas familias se conforman con regalos sencillos. Otras solicitan grandes fortunas. Pedir un iPhone 6 fue considerado como una excentricidad porque ni siquiera había salido al mercado.

4. Dos hombres trataron de vender un riñón por un iPhone 6S

En septiembre de 2015, en la provincia Jiangsu de China, dos amigos, identificados como Wu y Huang, decidieron vender un riñón cada uno para obtener el dinero necesario para adquirir el iPhone 6S.

Los dos conocieron por internet a un individuo que les pidió asistir a un hospital en Nanjing para realizar los exámenes médicos requeridos y adelantar el procedimiento.
Cuando los amigos llegaron al hospital, se quedaron esperando al agente que habían contactado. Este nunca llegó. Wu le dijo a su Huang que no siguieran adelante con el plan e incluso llamó a la policía para impedir que su amigo cometiera tal ‘locura’. Huang emprendió la huida.

5. Viajaron a Australia para ser los primeros en tener un iPhone

El primer lugar del planeta en recibir un nuevo día es Australia. Son los primeros en recibir el Año Nuevo y los primeros en acceder al iPhone en su primer día de ventas.

El bloguero David Rahimi viajó miles de kilómetros, desde California hasta Sídney, con su novia Jasmine Juan, para ser la primera persona del planeta en obtener un iPhone 6. El hecho ocurrió en septiembre de 2014.

La pareja preordenó los teléfonos en California tan pronto como fue posible. Escogieron la opción de “recoger el paquete en la tienda” y seleccionar como establecimiento a la tienda ubicada en George Street, de Sídney.
Rahimi llegó a las 5 de la mañana de Sídney y fue el primero en la fila dispuesta para personas que hubieran reservado el teléfono.

IPhone Blog TresMAS

Fuente: El País

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *